marca personal

Un consejo antes de que rompas tu marca personal y profesional

¿Ayudas a compartir?
  • 3
    Shares

Muchos profesionales queremos vivir de nuestra marca personal. Y en mi opinión, esta se encuentra en todo lo que hacemos y decimos. La  forma que tenemos de usar nuestra comunicación es la que nos dará credibilidad y coherencia. Y precisamente de coherencia va la cosa.

Un ejercicio muy recomendable antes de lanzarse como un loco a hacer un plan de marca personal es crear tu "lista de incoherencias". Y además, esta lista debes mantenerla actualizada constantemente.

¿Por qué? Fácil. Las incoherencias personales se esconden a la vuelta de la esquina y saben camuflarse muy bien. Por eso es tan sencillo verlas en los demás pero no en nosotros mismos.


Y está pasando a profesionales

Ha saltado una noticia que dice que Pablo Iglesias se ha comprado un chalet de 600.000 € en Madrid. Personalmente pienso que seas de izquierdas o de derechas, eres libre de vivir donde quieras y puedas. He visto en redes sociales que tanto Iglesias como Montero se defienden argumentando que van a pagar con su dinero, que no piensan especular, etc...

Me parece muy bien. Pero como dice el dicho... "Manolete, si no sabes torear pa qué te metes". Defender públicamente un "estilo de vida" como ha hecho Pablo Iglesias multitud de veces, proporciona argumentos para que tus rivales vayan a por ti. Algunos de estos podrán tener más o menos peso, ser más o menos defendibles. Pero ya te has metido en el lío. La imagen de Iglesias como político profesional está siendo masacrada.

Otro ejemplo de incoherencia en la comunicación lo tenemos en el asunto de Pablo Casado, el azote de podemos, parece que anda metido en un lío de títulos universitarios que de momento no pinta muy bien.


Con Cristina Cifuentes pasó lo mismo. Si abanderas la regeneración de un partido donde existen muchos casos de corrupción, no puede haber ni un gramo de incoherencia en tu mensaje. El famoso máster de la Universidad Rey Juan Carlos o el caso de las cremas, la han fulminado. Ahora ha retomado su vida profesional anterior pero su imagen está por los suelos.

Monedero ya tuvo líos con Venezuela, Errejón con la Universidad de Málaga, Echenique con su asistente, Aguirre con lo del policía... Sean del partido que sean, hay ejemplos variados de incoherencias. Y aquí no nos salvamos ni uno.

Porque no hace falta ser político para que te pase esto. A mí me pasó con el coaching. Llegó un momento en el que no estaba siendo coherente con lo que hacía. Mientras ayudaba a otras personas a lograr sus objetivos empecé a ser incapaz de lograr los míos. ¿Hay algo más incoherente que un coach que no está viviendo lo que vende?

De este tema ya hablaremos en otro post, que también tiene miga.

La Lista

Se trata de algo sencillo. Coger papel y lápiz y apuntar los principios en los que te apoyas a nivel personal y profesional. Apunta todas esas ideas que damos por sentadas porque nos queremos identificar con ellas y evalúa cómo de coherente estás siendo en su aplicación. Como profesionales nos viene bien tener esa lista actualizada porque todos somos presos de nuestras incoherencias.

Este artículo puede ayudarte a clarificar un poco más esa lista.

Espero que te sea útil.


¿Ayudas a compartir?
  • 3
    Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *