Técnica antimiedo para hablar en público

¿Ayudas a compartir?

 

Dicen que hablar en público está entre los tres miedos más fuertes del ser humano. No sé si esto es exactamente así pero la verdad es que asusta.

Soy Curro Trujillo y te doy la bienvenida a este nuevo post. Hoy te contaré la técnica que utilizo en mis formaciones para romper el miedo a hablar en público en 4 pasos.

Como formador y experto en Comunicación No Verbal, he colaborado con varias multinacionales y he podido entrenar a parte de su personal en el área de comunicación.

Por lo tanto, mi trabajo me obliga a hablar en público para transmitir ciertas ideas.

Pero hay algo mucho más importante que el simple hecho de transmitir una idea o unos conocimientos.

¿Sabes el qué? que lo que diga sea comprendido por quienes me escuchan.

Y debo reconocer una cosa: Hablar en público lo hago muchísimas veces, pero aún tengo miedo y siento un nudo en el estómago antes de empezar un curso, un taller o una conferencia.

No lo puedo evitar, al menos yo. Y no conozco a ningún orador experto que me haya dicho que no siente lo mismo que yo.

 

Pero la pregunta es…¿cómo es posible tener miedo a hablar ante un auditorio si eres experto?

Pues claro que es posible. Pero sabemos gestionarlo y te voy a contar la técnica que utilizo yo a través de mi experiencia real ante este tipo de reto. Así que abre bien los oídos.

Paso 1 – Identifico el miedo.

En este caso sería que me da miedo hablar en público delante de otras personas.

Paso 2 – Me pregunto Qué es lo peor que me puede pasar?

Lo que me pasa a mí y a mucha gente, es que tengo miedo a hacer el ridículo, a sentirme señalado por los demás, a no sentirme valorado, a quedar en evidencia o que se rían de mí.

 

Y por supuesto me da miedo fallar porque pienso que no volverán a contar conmigo como ponente. Y también me asusta pensar que lo que he intentado enseñar no haya servido para nada.

Paso 3 – Me pregunto …. ¿qué habría de positivo si pasara eso?

Responder a esta pregunta es esencial y muy poderoso. Identifica la intención positiva o el mensaje que hay detrás de ese miedo a hablar en público.

 

En mi caso el mensaje que saco es… que me tengo que poner las pilas, que nadie me va a valorar si no me valoro yo y que mi valía profesional depende de mí y no de una presentación. Dicho de otra manera, que aprenda de los errores y tome el control.

 

Paso 4 – ¿Qué posibilidades hay del 1 al 10 de que me pase todo eso por hablar en público?

Sinceramente y siendo muy exagerado en mis predicciones no creo que más de un 50%. Insisto que siendo muy pesimista. Por lo tanto te lanzo la siguiente pregunta: ¿Vale la pena estar acojonado por algo que no es seguro que te vaya a pasar?

Así que la solución es simple: coge el toro por los cuernos, entrena, prepara el contenido y atrévete a contar lo que llevas dentro.

Si te sirve de algo, hace poco escribí un artículo que se llama 10 trucos para aparentar seguridad hablando en público que a lo mejor puede ayudarte para tu próxima intervención.

 


¿Ayudas a compartir?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *